SOMOS TODO

Qué difícil abandonar la idea de que somos “esta carnita y estos huesitos”, que somos el límite que traza nuestra piel, que somos un empleo, un miembro de una familia, un cúmulo de emociones y creencias, una historia surtida de momentos y recuerdos; pero qué hermosa la sensación sanadora y liberadora que nos llega cuando al menos de forma sutil empezamos a intuir que es cierto eso de no ser lo que creíamos ser. El miedo a que pase algo malo o que podamos extinguirnos empieza a atenuarse al menos un poco.

Sintiendo con más intensidad

La verdad, los que me conocen saben que soy un poquito hippie y esotérico, pero si les soy muy honesto, nunca había logrado integrar la frase de “somos todo” de una forma tan clara y tan profunda como lo he logrado en estos días. Puede sonar cliché la frase “somos el universo entero” o también hemos escuchado un montón eso de que “estamos conectados con todo”, pero recientemente las meditaciones me han traído claramente la imagen del agua que llevamos dentro, he podido ver la forma en que los alimentos –que capturaron la luz y la sintetizaron en energía disponible para nosotros– entran a nuestro estómago y allí hacen su magia, soltando todo cuanto necesitamos para estar vivos.

Nunca antes había sentido con tanta intensidad que lo que le pasa a alguien al otro lado del mundo tiene que ver directa y profundamente conmigo, dependemos del delicado pero poderoso equilibrio que conforman todos los seres vivos que coexistimos en este plano, la conexión va mucho más allá de que algunos puedan ser vistos como “los que les gusta la naturaleza”, es extraño que en conversaciones cotidianas podamos encontrarnos con que algunas personas declaren que son más de montañas y naturaleza pero otras sientan que son más de ciudad.

Todos somos de naturaleza

La realidad es que todos somos de montaña, somos de río, somos de aire, somos de animales, somos de microorganismos, somos de tierra y de fuego, somos de energía, somos de todo, somos todos los hombres y mujeres que existieron, que existen y que existirán. No es romanticismo, no es hippismo, pensémoslo bien, es absoluta realidad, somos todo y llevamos en nuestras células información y memoria que es imposible recordar a través del pensamiento, salimos de la tierra y volvemos a ella, le debemos gratitud y amor a todo cuanto nos rodea. Todo cuando cuidamos y protegemos nos devuelve el favor, todo cuanto destruimos y dañamos nos afecta.

Hoy andan diciendo que es un día especial e importante para meditar, que se abre el portal 444, la verdad para mí todos los días son especiales para meditar, pero quiero aprovechar esta excusa para volver a decir algo que me gusta repetir mucho: Mediten por favor!.

Los quiero

2 comentarios sobre “SOMOS TODO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *