Soltar el apego y el karma

Los Goodies Apegado

Este Goodies está inspirado en el viejo Sadhgurú (como cosa rara), en esta ocasión me dejó muy pensativo un planteamiento que hizo acerca del karma, al final del texto les voy a dejar el video para los que lo quieran ver; el caso es que al menos yo, tenía la visión reducida del karma como la ley del talión del universo, o esa fuerza que te castiga si la cagas y te premia si te portas bien, y puede que en parte sí tenga algo de eso, pero muy poco, el karma es algo mucho más complejo, según lo que he entendido, el karma tiene más que ver con que todo lo que pasa en tu vida es tu propia creación y nos estamos encargando de crear realidades muy pesadas y muy dolorosas debido a falsas creencias que tenemos muy arraigadas.

El tesoro y el engaño

Vivimos la vida en un afán desesperado por obtener satisfacción temporal. No quiero entrar en un juicio moralista ni pecar de mojigato censurando el consumo de alcohol, fármacos, sexo y demás placeres que nos ofrecen de forma desbordante por todas partes, el problema es que nos mantienen apartados de lo verdaderamente valioso de nuestro ser, pasamos la vida dormidos ante placeres temporales que no se igualan con el resplandor de los tesoros que yacen escondidos adentro de nosotros mismos.

Renunciar se siente bien

Personalmente he venido haciendo un ejercicio progresivo de renuncias desde hace varios años: primero dejé el cigarrillo, luego los ansiolíticos, después la carne, el carro, el alcohol, el café, la pornografía, los lácteos, las tarjetas de crédito, en fin… no quiero decir que soy un santo ni un iluminado, todavía me siento muy apegado al conocimiento, a la vanidad, a las personas, a la competencia, al dinero, a la gula, a la rabia, al afán… pero no se trata de un ejercicio de soltarlo todo, tal vez mientras estemos en este mundo y nos llamemos ‘sujetos’ tendremos que aceptar estar atados a muchas cosas, pero estoy seguro que de muchas otras también nos podemos liberar.

Desde mi experiencia personal puedo decirles que se siente hermoso saber que no dependo del whisky para pasar bueno en un encuentro con mi papá, que no dependo de la carne para pasar bueno en un asado, que no dependo del cigarrillo para ‘socializar’ o ‘relajarme’, tampoco dependo de un carro para ir a cualquier parte o peor aún, para demostrar que me está ‘yendo bien económicamente’, la verdad nisiquiera lo he visto como un sacrificio o una renuncia, simplemente son cosas que he ido sintiendo de forma natural que puedo soltar y ya nisiquiera las extraño.

Consecuencias del apego

Volviendo al tema del Goodies, el problema del apego tiene dos grandes consecuencias funestas:

  • La primera es que nos engaña ofreciéndonos una cura insuficiente que nos mantiene eternamente en el lugar de la falta comprando y comprando cosas para llenar el hueco que tal vez solo se debe abrazar e integrar a través del conocimiento propio.
  • La segunda consecuencia del apego es que el planeta no da abasto para darnos un celular nuevo cada 6 meses, o un carro nuevo cada 2 años; vivimos en un mundo con recursos limitados que en algún momento colapsará y nos dirá ‘¡hey suficiente!’.

Reitero que esto no es de ninguna forma un juicio a quienes coman carne, tomen pola o quieran cambiar de carro cada 2 años, finalmente yo no soy quien para decidir qué está bien o mal, tan solo es una reflexión para pensar en algo muy bueno que podemos hacer por nosotros mismos y por todo nuestro planeta, y es ‘cuestionar’, simplemente preguntarnos si lo ‘normal’ de nuestra cultura y de nuestro sistema se debe seguir eternizando, la situación actual nos está mostrando por un lado lo vulnerables y frágiles que somos, pero también nos está dando la oportunidad para abrir la puerta a nuestras mayores fortalezas y tesoros, que no se comparan de ninguna forma con ningún producto de alta gama o de última colección.


Por acá dos regalitos, un fragmento de un libro que me estoy leyendo y el video de Sadh:

– “Maestro”, dijo con vehemencia un discípulo de este santo. “¡Eres maravilloso! ¡Has renunciado a las riquezas y a las comodidades para buscar a Dios y enseñarnos sabiduría!” Era bien sabido que Bhaduri Mahasaya había renunciado a una gran riqueza familiar en su niñez, cuando entró decididamente en el sendero del yoga.


– “¡Estás invirtiendo las cosas!” El rostro del santo expresaba una ligera reprimenda. “He dejado unas pocas míseras rupias, unos pocos insignificantes placeres, por un imperio cósmico de dicha sin límites. ¿Cómo es entonces que me he negado algo? Conozco el gozo de compartir el tesoro. ¿Es eso un sacrificio? ¡Las miopes personas mundanas son verdaderamente las renunciantes! ¡Renuncian a una posesión divina incomparable por un pobre puñado de juguetes terrenales!”

Autobiografia de un Yogui – Paramahansa Yogananda

Acá pueden encontrar el libro físico o digital.

_________________

El video de Sadh

Los que quieran ver el video de Sadh que me inspiró, pueden verlo aquí:
– 4 maneras de alcanzar la liberación | Sadhguru

2 comentarios sobre “Soltar el apego y el karma

  1. Ricardo Contestar

    Parcero! Me parece brutal que se esté tomando el tiempo para compartir con amor lo que siente y experimenta en su camino. Me alegra ver como sigue expandiendo su conciencia y cómo trasciende en el proceso. Lo acompaño desde acá con media de guaro pa las ánimas y una cajetilla de Derby en mi descapotable.

    Salud!

    • admin Autor del artículoContestar

      Gracias parcero, sírvalo loco y préndase uno!!! jajajajaja.

      Ud sabe que usted ha sido parte de mi camino hacia la liberación y el amor. Lo quiero con todo mi corazón Lokaisa. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *